BONIFICACIÓN POR PREPARACIÓN DE CLASES – CASACIÓN LABORAL Nº 10365-2018 LORETO

SUMILLA: El cálculo de la bonificación especial por preparación de clases y evaluación se debe efectuar teniendo en cuenta la remuneración total o íntegra, de conformidad con el artículo 48º de la Ley Nº 24029, modificado por la Ley Nº 25212, y no la remuneración total permanente.

FUNDAMENTO DESTACADO. –

Décimo segundo: Existencia de doctrina jurisprudencial sobre el tema. –

La Segunda Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria, en la sentencia dictada en la Casación N.° 12883-2013-La Libertad de fecha 21 de agosto de 2014 estableció:” ha sido criterio de esta Suprema Corte, que la base de cálculo de la bonificación especial por preparación y evaluación de clases, corresponde ser la remuneración total y no la remuneración total permanente”. Por otra parte, esta Sala Suprema, también ha establecido el mismo criterio jurisprudencial a través de sus diversos pronunciamientos, tales como en la Casación N.° 11821-2014 – Cusco de fecha 15 de setiembre de 2015, en la Casación N.° 8735-2014 – Lambayeque de fecha 18 de agosto de 2015 y en la casación N.° 115-2013 – Lambayeque de fecha 24 de junio de 2014 indicando en forma reiterada que “(…) la base de cálculo de la bonificación especial por preparación de clases y evaluación se debe efectuar teniendo en cuenta la remuneración total o íntegra y no la remuneración total permanente”; asimismo en la Casación N.° 7878-2013 – Lima Norte de fecha 13 de noviembre de 2014 y la Casación N.° 5195-2013 – Junín del 15 de enero de 2015 también se ha establecido la Bonificación Especial Mensual por Preparación de Clases y Evaluación, se deberá calcular teniendo en cuenta la Remuneración Total o Íntegra y no la Remuneración Total Permanente.

Décimo tercero: En consecuencia, se advierte que esta Corte Suprema, a través de sus Salas Especializadas, ha tomado posición y criterio uniforme en reiteradas ejecutorias supremas, señalando que la bonificación especial por preparación de clases y evaluación se calcula en base a la remuneración total o íntegra. Por lo tanto, en virtud a lo dispuesto en el artículo 22° del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial, aprobado por Decreto Supremo N.° 017-93-JUS, este Supremo Tribunal ha ad optado esta línea jurisprudencial (doctrina jurisprudencial) para efectos de evaluar los casos referidos a la bonificación especial por preparación de clases y valuación; por lo que resulta un criterio judicial válido de aplicación y observancia obligatoria para la resolución de demandas sobre la citada materia en cualquier instancia y proceso judicial, pues ello conlleva a generar estabilidad jurídica frente a la resolución de este tipo de casos, además de cumplir con uno de los fines del recurso de casación consagrado en el artículo 384° del Código Procesal Civil, que es la uniformidad de la jurisprudencia nacional por la Corte Suprema de Justicia.

Décimo cuarto: Asimismo, debe observarse la sentencia dictada por la Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente de la Corte Suprema, que al resolver la Acción Popular N.º 438-2007, declarando fundada la demanda sostuvo que “el carácter transitorio de la norma reglamentaria contenida en el Decreto Supremo N.° 051-91-PCM se ha desnaturalizad o”, concluyendo que la Ley del Profesorado – Ley N.° 24029 prevalece por tratarse de la norma de mayor jerarquía; por lo que este criterio debe ser de observancia obligatoria para todas las instancias judiciales, en razón a los efectos erga omnes de la sentencia de acción popular, similares a los efectos de una sentencia de inconstitucionalidad.

Décimo quinto: Conclusión. – Según los antecedentes jurisprudenciales reseñados en los considerandos precedentes, es criterio de esta Suprema Corte que el cálculo de la bonificación especial por preparación de clases y evaluación, se debe efectuar teniendo en cuenta la remuneración total o íntegra y no la remuneración total permanente.

Décimo sexto: En cuanto a las bonificaciones dispuestas en el artículo 2° de los Decretos de Urgencia N.° 090-96, N.° 073-97 y N .° 011-99 , se debe precisar que estas establecen que: “La Bonificación Especial dispuesta por el presente Decreto de Urgencia será equivalente a aplicar el dieciséis por ciento (16%) sobre los siguientes conceptos remunerativo: La remuneración total permanente señalada por el inciso a) del artículo 8° del Decreto Supremo N.° 051-91-PCM (…); el cual establece que: “La remuneración total permanente es aquella cuya percepción es regular en su monto en el tiempo y se otorga con carácter general para todos los funcionarios, directivos y servidores de la Administración Pública; y está constituida por la Remuneración Principal, Bonificación Personal, Bonificación Familiar, Remuneración Transitoria por Homologación y la Bonificación por movilidad y refrigerio (…). Por su parte, el artículo 3° del Decreto Supremo N.° 057-86-PCM, con vigencia desde el 17 de octubre de 1968, establece que Artículo 3.- Para efectos del presente Decreto Supremo, la estructura inicial de Sistema Único de Remuneraciones es la siguiente: a) Remuneración Principal, se encuentra conformada por la remuneración Básica y la remuneración reunificada; y el artículo 5° del mismo cuerpo normativo, establece que: “La remuneración básica es la retribución que se otorga al trabajador designado o nombrado. Sirve de base para el cálculo de las bonificaciones y la compensación por tiempo de servicios, con excepción de la Bonificación Familiar”.

Décimo sétimo: Solución del caso en concreto. – De la documentación acompañada por el recurrente, se desprende que se trata de un docente nombrado conforme a la Resolución N.° 1016, de fojas 03, a partir del 01 de abril de 1987, habiendo cesado con fecha 31 de mayo de 2015, conforme al Informe escalafonario N.° 18056, de fojas 05. Asimismo, se puede verificar del petitorio de la demanda, que el periodo por el cual pretende el demandante el pago del reintegro de la bonificación por preparación de clases y evaluación es desde el 21 de mayo de 1990 al 01 de enero de 2014, es decir, fecha anterior a su cese.

Décimo octavo: En ese sentido, debemos señalar que el Colegiado Superior ha emitido una sentencia extra petita, al pronunciarse por un periodo que no fue propuesto por las partes ni fue materia de discusión en el proceso, en consecuencia, se aparta del thema decidendum.

Décimo noveno: Por ende, y teniendo en cuenta que, desde la vigencia de la Ley N.° 29944, Ley de Reforma Magisterial, el concepto de preparación de clases está ahora comprendido dentro de la Remuneración Integra Mensual (RIM), por tanto, para los docentes en actividad (como es el caso del actor, pues cesó en el 2015), sólo se otorga como bonificación autónoma hasta la fecha de entrada en vigencia de la Ley N.° 29944 (26 de noviembre del 2012), conforme se ha señalado en la sentencia de primera instancia, haciendo la atingencia que la parte demandante no apelo dicha sentencia, quedando su conformidad con la misma.

Vigésimo: En virtud a lo expuesto, verificándose que el colegiado superior al otorgar la bonificación por preparación de clases y evaluación por un período en el que ya no estuvo vigente y que además no fue peticionado por la parte demandante, corresponde declarar fundada la causal referida al artículo 48° de la Ley N.° 24029, en los términos precisados líneas arriba.

Vigésimo Primero: En cuanto al pago de devengados e intereses legales, éstos constituyen una consecuencia del no pago oportuno del íntegro de la bonificación demandada, teniendo en cuenta lo dispuesto en los artículos 1242° y siguientes del Código Civil.

Vigésimo segundo: En lo que corresponde a la infracción de los decretos de urgencia N.° 090-96, N.° 073-97 y N.° 011-99, de los autos se advierte que, en las sentencias de mérito, se consideró que los incrementos establecidos en los citadas disposiciones legales sean considerandos para el cálculo del pago del beneficio adicional por vacaciones en lo que corresponda, no evidenciándose al respecto infracción alguna de las normas en comento, de ahí que la causal por la infracción de las normas en comento deviene en infundada.

Vigésimo tercero: Finalmente, conforme a lo dispuesto por el artículo 50° del Texto Único Ordenado de la Ley N.° 27584, aprobado por el Decreto Supremo N.° 013-2008-JUS, las partes del proceso contencioso administrativo no podrán ser condenadas al pago de costos y costas.

Descarga aquí la sentencia completa

Sin-titulo-8-6