CÓMO SABER SI UN TRABAJADOR ESTÁ SUJETO A LA MODALIDAD DE PART TIME

SUMILLA: La interpretación correcta que debe efectuarse a la frase “según corresponda” contenida en el artículo 12º del Reglamento de la Ley de Fomento al Empleo, aprobado mediante Decreto Supremo Nº 001-96-TR, está referida a obtener el promedio según los días que comprenda la jornada laboral a la que estuvo sujeto el trabajador. Esto es, si estuvo sometido a una jornada de cinco días o seis días, las horas laboradas se promediarán conforme a esa jornada.

FUNDAMENTOS DESTACADOS. –

Sexto: Pronunciamiento sobre el caso concreto

En el caso concreto, la parte recurrente sostiene que la Sala Superior realiza una interpretación errónea del artículo 12º del Decreto Supremo Nº 001-96-TR, resultando ser correcta de que la referencia a que se hace en la norma de la frase “según corresponda” determina que deberá optarse entre seis o cinco días en consideración a la jornada utilizada en el centro de trabajo.

Sétimo: El Tribunal Constitucional ha expresado en relación a la norma antes citada que: “Se considera cumplido el requisito de cuatro (4) horas en los casos en que la jornada semanal del trabajador dividida entre seis (6) o cinco (5) días, según corresponda, resulte en promedio no menor de cuatro (4) horas diarias.Por lo que, en caso la jornada laboral sea inferior a este promedio, carecerá el trabajador de protección contra el despido arbitrario. Asimismo, según el artículo 4º del Decreto Supremo Nº 003-97-TR, el contrato a tiempo parcial, si bien goza de cierta flexibilidad, debe ser necesariamente por escrito, de lo contrario se considerará que el trabajador tiene todos los beneficios de un trabajador que labora más de 4 horas”.

Octavo: En ese sentido la interpretación correcta que debe efectuarse a la frase “según corresponda” está referida a obtener el promedio según los días que comprenda la jornada laboral a la que estuvo sujeto el trabajador. Esto es, si estuvo sometido a una jornada de cinco días o seis días, las horas laboradas se promediarán conforme a esa jornada y si esta arroja un promedio de más de cuatro horas diarias, la trabajadora tiene derecho a los beneficios sociales del régimen laboral común.

En tal sentido la interpretación que pretende la recurrente no está acorde con el sentido de dicha norma.

Ahora bien, de lo actuado y probado en autos se desprende que las partes celebraron el veintidós de setiembre de dos mil cinco un contrato de trabajo a tiempo indeterminado por tiempo parcial (fojas tres a cinco) especificándose en su cláusula cuarta, que: “(…) Durante el desempeño de sus labores, “EL TRABAJADOR” cumplirá la jornada diaria y semanal comprendida en el siguiente horario:

Turno Tarde

Lunes a Jueves de 2:00 p.m. a 6:45 p.m.

Viernes de 3:00 a.m. a 6:00 p.m.”

De la suma de horas laboradas por la demandante de lunes a jueves, en el horario de 2:00 p.m. a 6:45 p.m. y viernes de 3:00 p.m. a 6:00 p.m. se obtiene veintidós (22) horas semanales que dividida entre su jornada que comprendió cinco (5) días se obtiene cuatro horas con cuarenta minutos (4:40), lo cual permite concluir que la actora laboró más de cuatro horas diarias.

Por otro lado, con fecha uno de junio de dos mil ocho (fojas seis) se efectúa una adenda al contrato primigenio, estableciendo en la cláusula segunda lo siguiente:

SEGUNDO.- (…) El presente contrato es A TIEMPO PARCIAL. Queda claramente establecido que en atención a que la jornada de trabajo es menor a cuatro (4) horas diarias o veinticuatro (24) horas semanales, “el trabajador” no tiene derecho a indemnización por despido, por lo que el contrato puede ser resuelto en cualquier momento. (…)

Durante el desempeño de sus labores, “el trabajador” cumplirá una jornada diaria de tres (3) horas con cincuenta (50) minutos. El horario de ingreso y salida y los días de trabajo serán determinados por el EMPELADOR de acuerdo a su política interna”.

Noveno: Posteriormente, con fecha veintiuno de enero de dos mil once la demandada dirige una carta a la actora mediante la cual modifica su horario de trabajo (fojas siete) de la siguiente forma:

(…) De esta manera, a partir del 01 de febrero de 2011 su horario de trabajo será como sigue:

Lunes a viernes. Hora de ingreso: 12;35 p.m. Hora de Salida: 16:25 p.m.

Sábados. Hora de ingreso: 12:00 p.m. Hora de salida: 14:50 p.m.

Lo que implica una jornada de seis días de labor a la semana a partir de la fecha, con lo que queda acreditado que con anterioridad a dicha modificación la jornada que cumplió la demandante fue de cinco días a la semana y que superaban como se ha visto las cuatro horas mínimas que exige la ley.

Descarga aquí la sentencia completa

Sin-titulo-6-8