CORTE SUPREMA PRECISA RÉGIMEN LABORAL DE INSPECTORES MUNICIPALES – CASACIÓN LABORAL Nº 16835-2018 UCAYALI

SUMILLA: Los inspectores municipales de transporte al servicio de las municipalidades deben ser considerados empleados, ello debido a la naturaleza de las labores que realizan, por lo que deben estar sujetos al régimen laboral regulado por el Decreto Legislativo Nº 276, Ley de Bases de la Carrera Administrativa y de Remuneraciones del Sector Público, y por la Ley Nº 30057, Ley del Servicio Civil. Sin embargo, si la condición de obrero que le fue reconocida al actor no fue cuestionada por el recurrente, no es posible variar tal condición en sede de casación.

FUNDAMENTOS DESTACADOS. –

Solución al caso concreto

SétimoRevisado el recurso de casación se extrae que la recurrente sustenta el mismo, indicando que el Colegiado Superior ha incorporado al trabajador demandante bajo los alcances del Decreto Legislativo Nº 728, sin tener en consideración que el ingreso a la administración pública es mediante concurso y plaza presupuestada, en consideración al artículo 5º de la Ley Marco del Empleo Público.

Cabe precisar que el Colegiado Superior argumenta su decisión exponiendo que, el actor presta sus servicios para la entidad demandada desde el cuatro de setiembre de dos mil quince hasta la fecha, en el cargo de Inspector de Tránsito en la condición de obrero, y que se encuentra bajo los alcances del Decreto Legislativo Nº 728, conforme lo establecido en el artículo 81 de la Ley Nº 27972.

Sin embargo, el argumento esbozado no tiene asidero fáctico ni jurídico, pues estando a lo discernido en el VII Pleno Jurisdiccional Supremo en Materia Laboral y Previsional, los inspectores municipales de transporte al servicio de las municipalidades deben ser considerados como empleados, ello en consideración a la naturaleza de las labores que realizan, por lo que, deben estar sujetos al régimen laboral regulado por el Decreto Legislativo Nº 276, Ley de Bases de la Carrera Administrativa y de Remuneraciones del Sector Público, y por la Ley Nº 30057, Ley del Servicio Civil.

Empero, este Tribunal Supremo no puede subrogarse en la defensa de la demandada, dado que, la deficiente redacción de la fundamentación del recurso de casación es de entera responsabilidad de la parte que lo interpone, lo que impide a este Colegiado Supremo efectúe la aplicación de otra infracción normativa que no ha sido denunciada al momento de interponer el recurso impugnatorio, y mucho menos si en su contestación de la demanda y recurso de apelación la demandada nunca ha objetado la condición de obrero invocada por el demandante, habiéndola admitido desde el inicio y a lo largo del proceso.

Octavo. En ese sentido, no resulta viable cuestionar la sentencia de vista emitida por el Colegiado Superior, por apartamiento del precedente vinculante emitido por el Tribunal Constitucional recaído en el Expediente Nº 05057-2013-PA/TC, deviniendo en infundada la causal declarada procedente.

Descarga aquí la sentencia completa

Sin-titulo-12-6