CUIDADO, SI SOY DESPEDIDO ARBITRARIAMENTE Y COBRO LA INDEMNIZACIÓN YA NO PODRÉ DEMANDAR REPOSICIÓN

SUMILLA: El cobro de la indemnización por despido arbitrario implica aceptar la forma de protección resarcitoria y, por tanto, la imposibilidad de reclamar luego la reposición en el puesto de trabajo.

FUNDAMENTOS DESTACADOS. –

Décimo Segundo: En tal virtud, de lo antecedido, se observa que si bien es cierto que no se realizaron dos procesos de consignación, la emplazada en el referido proceso no contencioso de consignación precisó que el monto de S/ 12,263.78 correspondía a la Indemnización por el despido arbitrario, advirtiéndose que el accionante en el escrito de oposición tuvo claro que la referida suma consignada por la demandada comprendía tanto el pago por indemnización por despido arbitrario, como por beneficios, máxime si la demandada a través de la carta de fecha diecinueve de mayo de dos mil dieciséis, le comunicó al actor que su representada decidió prescindir de sus servicios, considerando como su último día de labores, la fecha de recibida la presente carta, informándole además que podría acercarse a sus oficinas dentro de las cuarenta y ocho horas de notificado a fin de recibir su constancia de trabajo y carta de cese para el retiro de la compensación por tiempo de servicios, y realizar el cobro de los beneficios sociales y de la indemnización referida.

Del mismo modo, de la liquidación efectuada por la demandada, de la cual tomó de conocimiento actor, se aprecia que se realizó de manera diferenciada los montos a depositar, conforme se desprende de los acápites del considerando anterior. En dicho sentido, es un hecho acreditado en autos que el propio actor cobró los beneficios sociales y la indemnización de acuerdo al artículo 38º del Decreto Supremo Nº 003-97-TR, haciéndose efectivo mediante la orden de pago del Depósito Judicial Nº 2016000302667 depositado por la emplazada en proceso no contencioso –consignación del Expediente Nº 00111-2016-0-0901-JP-LA-01, tramitado por el Primer Juzgado de Paz Letrado Laboral.

Décimo Tercero: Ahora bien, para pretender la reposición en el empleo –como es la pretensión del demandante- debió de demostrar en autos que no cobró la suma de catorce mil ochocientos dieciséis con 39/100 soles (S/ 14,816.39) monto que comprende la indemnización por despido arbitrario o en su defecto, haber devuelto o consignado a favor de la demandada dicho monto de manera inmediata; sin embargo, no lo hizo, con lo que se establece que dispuso de dicho dinero, aceptando de ese modo la indemnización por despido que le otorga el artículo 34º del Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo Nº 728, Ley de Productividad y Competitividad Laboral, aprobado por Decreto Supremo Nº 003-97-TR.

Décimo Cuarto: En ese orden de ideas, si bien el actor formuló oposición al proceso no contencioso de consignación judicial y en dicho proceso se advierte que no se concretó por cuentas separadas o a través de consignaciones en procesos judiciales independientes; sin embargo, este Supremo Tribunal considera que al haber tomado conocimiento el actor del monto consignado por concepto de indemnización por despido arbitrario y cobrar dicho monto en el referido proceso que contenía el concepto de indemnización por despido arbitrario, no enerva el efecto por el cual el demandante optó por una protección de carácter indemnizatoria, que constituye la reparación establecida en el artículo 38º del Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo Nº 728, Ley de Productividad y Competitividad Laboral, aprobado por Decreto Supremo Nº 003-97-TR.

Bajo dicho contexto, resulta evidente, que el actor aceptó el término de un contrato de trabajo; motivo por el cual se presenta el supuesto previsto en el punto b de lo resuelto en la sentencia recaída en el Expediente Nº 03052-2009-PA/TC-CALLAO-LARA, el cual expresa que el cobro de la indemnización por despido arbitrario u otro concepto que tenga el mismo fin “incentivos” supone la aceptación de la forma de protección alternativa brindada por ley, por lo que debe considerarse como causal de improcedencia de la demanda.

Descarga aquí la sentencia completa

Sin-titulo-11