EL PAGO DE UTILIDADES ESTÁ EXCLUIDO DE LOS DEVENGADOS

SUMILLA: El artículo 5º del Decreto Legislativo Nº 892, norma especial que regula el derecho de los trabajadores a participar en las utilidades de las empresas que desarrollan actividades de rentas de tercera categoría, así como el artículo 4º de su reglamento, aprobado por el Decreto Supremo Nº 009-98-TR, al establecer, expresamente, como obligatorio el cumplimiento de una jornada máxima de trabajo o jornada inferior, como requisito indispensable para acceder a este beneficio; no admiten interpretación en contrario.

FUNDAMENTOS DESTACADOS. –

Décimo. De los actuados fluye que mediante sentencia emitida en el Expediente Nº 00187-2006-0-1801-JR-LA-24 ND, el demandante fue repuesto por nulidad de su despido con fecha veintisiete de enero de dos mil catorce.

Al respecto, de acuerdo a lo desarrollado en los considerandos precedentes, uno de los efectos del despido nulo, es el pago de las remuneraciones devengadas en aplicación al artículo 40º del Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo Nº 728, Ley de Productividad y Competitividad Laboral, aprobado por Decreto Supremo Nº 003-97-TR, como supuesto único y excepcional, en atención a la especial afectación sobre los derechos fundamentales producida por este tipo de despido.

En ese contexto, es pertinente considerar que el literal b) del artículo 19º del Texto Único Ordenado de la Ley de Compensación por Tiempo de Servicios, aprobado mediante Decreto Supremo Nº 001-97-TR, dispone que la participación de utilidades no se encuentra regulada como concepto remunerativo; por lo que, no podría ser considerado dentro de las remuneraciones devengadas a que se refiere la norma objeto de interpretación; máxime si se tiene en cuenta que para el cálculo de la participación de utilidades, se debe tener como base los días trabajados, esto es de prestación efectiva de labores, lo que no ha sucedido en la presente causa.

Décimo Primero. Desde otra perspectiva de análisis, es conveniente precisar que si bien el artículo 54º del Decreto Supremo Nº 001-96-TR, considera que el periodo dejado de trabajar por despido nulo, será considerado como trabajo efectivo para todos los fines excepto para el record vacacional; dicho artículo no hace referencia expresa de que este periodo pueda considerarse para el cálculo de utilidades.

Por el contrario, tenemos el artículo 5º del Decreto Legislativo Nº 892 norma especial que regula el derecho de los trabajadores a participar en las utilidades de las empresas que desarrollan actividades de rentas de tercera categoría, así como el artículo 4º de su reglamento, aprobado por el Decreto Supremo Nº 009-98-TR, establecen en forma expresa la obligación del cumplimiento de una jornada efectiva de trabajo como requisito indispensable para acceder a este beneficio, disposiciones que no admiten interpretación en contrario; más aún si se tiene en cuenta que desde una perspectiva finalista, el pagar utilidades no solo tiene como objetivo empresarial hacer partícipes a los empleadores de los resultados exitosos del negocio, sino que se busca incentivar a los trabajadores y sobre todo premiarlos por el esfuerzo laboral que se verá compensado con el otorgamiento económico de este beneficio y que redundará en una suerte de aditivo remunerativo que premiará el esfuerzo desplegado por el trabajador en la consecución de la alta productividad de la empresa, objetivo que se alteraría con el pago de utilidades a un trabajador que no participó en la realidad con el trabajo efectivo en ese esfuerzo común.

Descarga aquí la sentencia completa

Sin-titulo-14