ELEMENTOS DE LA RESPONSABILIDAD CIVIL DERIVADA DE ENFERMEDAD PROFESIONAL – CASACIÓN LABORAL Nº 8175-2019 LIMA

SUMILLA: En el caso de las enfermedades profesionales, el nexo de causalidad supone la vinculación que debe existir entre la conducta antijurídica del empleador (incumplimiento de sus obligaciones legales o convencionales en materia de higiene, seguridad y protección minera) que origina el daño sufrido por el trabajador (enfermedad profesional) y las labores desarrolladas habitualmente en el centro de trabajo.

FUNDAMENTOS DESTACADOS. –

DÉCIMO PRIMERO. Que, en el presente caso, se advierte que la Sala Superior establece respecto a la sentencia de primera instancia que la misma estableció que las enfermedades de Neumoconiosis e Hipoacusia que padece el demandante, se dio como consecuencia del incumplimiento del empleador de sus obligaciones relativas a la seguridad e higiene mineras. Asimismo, el Colegiado Superior señala que conforme al fundamento 26 de la STC N° 2513- 2007-PAlTC emitida por el Tribunal Constitucional, respecto a la enfermedad profesional de neumoconiosis, que la misma tiene como nexo o relación de causalidad que los trabajadores laboren en mina subterránea o de tajo abierto, siempre y cuando hubieran desempeñado las actividades de trabajo de riesgo señaladas en el anexo 5 del Decreto Supremo 009-97-SA.

DÉCIMO SEGUNDO. En otro aspecto, indica que el demandante en su función de soldador (expuesto a la inhalación de humos y gases tóxicos) no habría acreditado que pueda padecer de neumoconiosis por silicosis que está relacionado a la aspiración de polvo de sílice, no advirtiéndose la relación causal entre la actividad realizada y el padecimiento de ese tipo de neumoconiosis. En otro aspecto, respecto al padecimiento de la hipoacusia por parte del demandante, señala que no se han aportado al proceso, medios probatorios que corroboren sus afirmaciones respecto a que hubiera estado expuesto a ambientes altamente ruidosos, y que dicha condición haya sido la causante de dicha enfermedad.

DÉCIMO TERCERO. Al respecto, se señala que obra en autos el Informe de Evaluación Médica de Incapacidad – D.L. 18846 de fecha 09 de febrero de 2009 que corre a fojas 06, el cual señala que el demandante padece de la enfermedad profesional de “Neumoconiosis” e “Hipoacusia Neurosensorial Bilateral”, con un menoscabo del 54%; el mismo que conserva su valor probatorio al no haber sido cuestionado por la demandada en el transcurso del proceso. Asimismo, teniendo en cuenta las características de la neumoconiosis resulta incuestionable que la alteración de la salud del demandante fue adquirida por efecto de la labor realizada como soldador, dentro de las instalaciones de las empresas emplazadas, ya que estuvo expuesto a condiciones de contaminación ambiental producidas por la extracción y procesamiento del mineral.

DÉCIMO TERCERO. En ese sentido, se señala que la enfermedad profesional alegada de Neumoconiosis se encuentra acreditada por el demandante con el referido Informe de Evaluación Médica de Incapacidad, no siendo determinante la labor realizada de los trabajadores dentro de las instalaciones de la empresas, tal como se puede apreciar de los criterios establecidos en las Casación Nº 3759-2018 MOQUEGUA donde el afectado tenía el cargo de Ayudante I y Reparador III en la Sección de Mantenimiento Campamentos del Departamento de Electricidad de la División de Mantenimiento y de peón; así como de la Casación N° 29799-2018 LIMA, donde el de mandante afectado desempeñó los cargos de ayudante mecánico, mecánico “D”, mecánico 2°, mecánico taller; situación contraria a lo determinado por la Sala Superior, al establecer que por la labor de soldador del demandante no se encontraba acreditado el nexo causal, conforme se pude apreciar de los considerandos noveno y siguientes de la sentencia recurrida.

DÉCIMO CUARTO. Que, al haberse establecido la existencia de la enfermedad profesional, corresponde señalar que también se han cumplido con los demás elementos de la responsabilidad civil consistentes en: i) la antijuridicidad, al incumplir las empresas demandadas con las obligaciones referidas en materia de higiene y seguridad ocupacional, conforme lo determinó la sentencia de primera instancia, incumplimiento que configura una conducta antijurídica, contraria a dichas normas legales, las que por tener carácter imperativo debían ser de obligatorio e ineludible cumplimiento, contribuyendo con tal hecho a la adquisición de las enfermedades que padece el actor, el cual además se traduce en el hecho generador de la responsabilidad civil; ii) el nexo de causalidad entre la enfermedad que padece el actor y la labor cumplida en el centro de producción minera; iii) factor de atribución, porque incurrieron en incumplimiento de sus obligaciones, hecho que determina la imputación de responsabilidad por culpa inexcusable.

DÉCIMO QUINTO. Por consiguiente, se aprecia que se ha incurrido en deficiente motivación que lesiona gravemente el contenido esencial de la garantía constitucional de la debida motivación y con ello el debido proceso legal, contemplado en los incisos 3 y 5 del artículo 139 de la Constitución Política del Perú, deviniendo en fundado el recurso de casación, debiéndose disponer a la sala superior expida nueva resolución, careciendo de objeto emitir pronunciamiento por las causales materiales planteadas.

Descarga aquí la sentencia completa

Sin-titulo-3-13