AUTOR DEL DELITO CONTRA EL PATRIMONIO – ROBO AGRAVADO, EN AGRAVIO DE MARÍA BARBOZA CÁRDENAS

SUMILLA:

Esta Sala Penal Suprema aprecia que, en primera instancia, la pena impuesta al procesado CARLOS ANTONIO CAHUANA GRENTZ se ajusta a los principios de legalidad, proporcionalidad y razonabilidad. Se configuró una causal de disminución de punibilidad, como la responsabilidad restringida por razón de la edad. Después, en la misma óptica de aminoración, se verificaron dos reglas de reducción por bonificación procesal, como la conformidad procesal y la confesión sincera. Todo ello justificó razonablemente la aplicación de una sanción penal por debajo del mínimo legal, es decir, seis años de pena privativa de libertad. No es posible imponerle una pena suspendida en su ejecución, al no cumplirse con lo previsto en el artículo 57, numeral 1, del Código Penal. En consecuencia, la sentencia será ratificada en lo atinente a la sanción aplicada.

FUNDAMENTO RELEVANTE:

I.- EXPRESIÓN DE AGRAVIOS

PRIMERO. – El procesado CARLOS ANTONIO CAHUANA GRENTZ, en su recurso de nulidad del cuatro de diciembre de dos mil diecinueve (foja 170), denunció la infracción del principio de proporcionalidad y de los principios jurisdiccionales de la resocialización y reinserción. Señaló que se restó valor a su confesión sincera, aun cuando esta fue confrontada con los elementos de juicios incorporados en los actuados judiciales. De otro lado, solicitó la rebaja de la pena y la aplicación de una sanción suspendida.

II. IMPUTACIÓN FISCAL

SEGUNDO. – Conforme a la acusación fiscal del catorce de junio de dos mil diecinueve (foja 109), los hechos incriminados fueron los siguientes:

2.1. El once de abril de dos mil once, aproximadamente a las 19:45 horas, CARLOS ANTONIO CAHUANA GRENTZ y otro sujeto no identificado, en las inmediaciones de las avenidas Circunvalación y Nicolás Ayllón, distrito de San Luis, interceptaron a la agraviada María Barboza Cárdenas. Seguidamente, el primero la tomó del cuello, la inmovilizó y la amenazó con hincarla para que no opusiera resistencia. Luego el segundo la despojó de su cartera, en cuyo interior tenía la suma de S/ 110 (ciento diez soles), tarjetas de crédito, cosméticos, llaves y su celular marca Nokia, entre otros. (…)

Descarga aquí la resolución completa          

Sin-titulo-1-2