AUTOR DEL DELITO CONTRA LA LIBERTAD – VIOLACIÓN DE LA LIBERTAD SEXUAL – ACTOS CONTRA EL PUDOR EN MENOR DE EDAD

SUMILLA: DETERMINACIÓN DE LA PENA Y CAUSAL DE DISMINUCIÓN DE LA PUNIBILIDAD

El procesamiento del delito de actos contra el pudor en menores de edad se ventila en la vía sumaria, de conformidad con la Ley número 26689, del catorce de noviembre de mil novecientos noventa y seis. Se resalta que, mediante ejecutoria suprema recaída en el Recurso de Queja Excepcional número 600-2018/Lima, del seis de junio de dos mil diecinueve, se declaró fundada la queja promovida por HERMENEGILDO ÓSCAR VALENZUELA FLORIÁN y se dispuso la concesión del recurso de nulidad respectivo. Se observa, entonces, que la apertura de esta Instancia Suprema se debió a la estimación de la queja formalizada. En ese sentido, solo serán de recibo y se tendrán como puntos de referencia los agravios aceptados oportunamente. En cumplimiento de los principios de legalidad, proporcionalidad y razonabilidad, esta Sala Suprema establece que a HERMENEGILDO ÓSCAR VALENZUELA FLORIÁN se le debe imponer la pena de ocho años de privación de libertad. La aplicación de una sanción inferior al mínimo legal dimana de la configuración de una causal de disminución de punibilidad, como la responsabilidad restringida por razón de la edad. Luego, no es posible efectuar aminoraciones punitivas adicionales, pues no se verificaron las reglas de reducción por bonificación procesal, como la confesión sincera o la terminación anticipada, entre otras. No se justifica la suspensión de la ejecución de la pena, conforme al artículo 57, numeral 1, del Código Penal. La pena impuesta fue superior a cuatro años. En consecuencia, de acuerdo con el artículo 300, numeral 1, del Código de Procedimientos Penales, las sentencias de primera y segunda instancia serán reformadas en el extremo de pena impuesta.

FUNDAMENTO RELEVANTE:

I. EXPRESIÓN DE AGRAVIOS

PRIMERO. – El procesado HERMENEGILDO ÓSCAR VALENZUELA FLORIÁN, en su recurso de nulidad del veintiuno de agosto de dos mil dieciocho (foja 358), ampliado mediante escrito del veintinueve de agosto del mismo año (foja 362), denunció la infracción del derecho fundamental a la presunción de inocencia y de los principios jurisdiccionales del debido proceso, motivación de las resoluciones judiciales y a no ser privado del derecho de defensa. Señaló que en el proceso penal no se recabaron elementos de juicio suficientes para esclarecer los hechos y emitir una condena penal. Sostuvo que la Sala Penal Superior soslayó la opinión del señor fiscal superior en lo penal, quien propuso que la sentencia apelada se declare nula, se decrete la insubsistencia de la acusación fiscal, se amplíe la etapa de instrucción y se practiquen diversas diligencias, entre ellas, pericias de psicología y psiquiatría, así como la declaración de la denunciante Liliana Felícita Valenzuela Modenesi y la ratificación de la evaluación psicológica de la víctima de clave número 22-2015. Afirmó que no hubo persistencia y existen dudas sobre la manifestación en cámara Gesell. Aseveró que no incurrió en contradicciones y solo efectuó aclaraciones en su relato debido a su avanzada edad. Precisó que el auto de apertura debió ser integrado respecto a sus fundamentos jurídicos. De otro lado, solicitó que se declare la nulidad de las actuaciones procesales.

II. IMPUTACIÓN FISCAL

SEGUNDO. – Conforme a la acusación fiscal del siete de noviembre de dos mil dieciséis (foja 152), los hechos incriminados fueron los siguientes:

2.1. Se precisó que HERMENEGILDO ÓSCAR VALENZUELA FLORIÁN es padre de Liliana Felícita Valenzuela Modenesi y abuelo de la menor de clave número 22-015. Así, cuando se encontraban en el domicilio ubicado en el jirón General Belgrado número 141, interior 108, distrito de Pueblo Libre, la segunda salió para hacer compras y dejó a la menor al cuidado de su abuelo. Luego, este último aprovechó lo ocurrido para efectuarle tocamientos indebidos en las partes íntimas por encima de la ropa, besarla en la boca y amenazarla.

2.2. Estos actos sexuales se realizaron desde que la agraviada de clave número 22-2015 tenía siete años y se extendieron hasta que cumplió trece años. Además, HERMENEGILDO ÓSCAR VALENZUELA FLORIÁN le obsequiaba golosinas y le daba propinas, a fin de que no contara lo sucedido. (…)

Descarga aquí el recurso de nulidad completo      

Sin-titulo-4-2