AUTORA DEL DELITO CONTRA LA SALUD PÚBLICA – TRÁFICO ILÍCITO DE DROGAS AGRAVADO, EN PERJUICIO DEL ESTADO

SUMILLA: DERECHO A LA PRUEBA

El derecho a la prueba es de configuración legal, lo cual implica, entre otros contenidos, que el ofrecimiento de medios probatorios debe sujetarse a lo establecido por la norma legal procesal.

FUNDAMENTO RELEVANTE:

PRIMERO. – AGRAVIOS EXPRESADOS POR LA RECURRENTE

La impugnante sostuvo como agravios los siguientes:

1.1. Durante todo el proceso sostuvo su inocencia, para lo cual negó los cargos de modo uniforme. Existe duda razonable.

1.2. No conoce a las sentenciadas María Isabel Bravo Chapoñán y Roxana Santisteban de la Cruz, cuyas declaraciones son diversas y contradictorias; asimismo, no hubo confrontación entre dichas sentenciadas y ella. 

1.3. La incriminación obedece a actos de venganza por parte de Odar Carretero y Marcelino Palma, quienes la venían obligando a transportar droga al extranjero; no obstante, como expresó su negativa a dicho propósito, aquellos la vincularon con las mencionadas sentenciadas. 

1.4. No se valoraron adecuadamente sus declaraciones ni las del testigo de descargo, Pablo Orlando Lima Huamacha. 

1.5. La prueba documental de cargo como sucede con las actas de incautación de droga, de registro de equipaje, de apertura, entre otras es insuficiente o incompleta: no se consigna su nombre.

1.6. Las testigos impropias María Isabel Bravo Chapoñán y Roxana Santisteban de la Cruz no declararon en su proceso: se incorporaron las declaraciones que brindaron en otro proceso como prueba trasladada con base en una normatividad que a la fecha de la supuesta comisión del delito no se encontraba vigente; por lo que se vulneró su derecho de defensa, contradicción y el principio de inmediación. Sus dichos son acerca de hechos ajenos a los que se le atribuyen; con ello se desvía la investigación hacia ámbitos distintos de los hechos por los que fue condenada injustamente.

1.7. La representante del Ministerio Público, durante el juzgamiento, se desistió de la declaración de las indicadas testigos impropias, lo cual dejó a su defensa técnica sin posibilidad de contradecir sus declaraciones y con la vulneración de su derecho fundamental a la prueba. El solo ofrecimiento de las testimoniales de dichas (…)

Descarga aquí la jurisprudencia completa  

Sin-titulo-15