COAUTOR DEL DELITO CONTRA LA LIBERTAD – TRATA DE PERSONAS EN LA MODALIDAD AGRAVADA [RECURSO DE CASACIÓN N.° 157-2021/PUNO]

SUMILLA:  

a. La Sala Superior no analizó la configuración de la conducta “retener”, conforme invocó el procesado en su recurso de apelación. En lugar de ello, señaló que la sentenciada Bertha Colquehuanca Ccama trasladó el dominio de la menor al recurrente, quien se encargaba de forma directa de la conducción y administración del negocio de los juegos mecánicos durante su ausencia, concluyendo que la participación del procesado tiene concordancia con el marco conceptual del delito de trata de personas respecto a los verbos típicos “promover, favorecer o facilitar”. Sin embargo, de acuerdo con el requerimiento acusatorio, el Ministerio Público imputó las conductas “retener” y “recibir”. Esto es, emitió pronunciamiento sobre verbos rectores no imputados. De ahí que, en el caso concreto, se dio una indebida aplicación de la norma penal.

b. En cuanto a la ilogicidad de la motivación, debemos indicar que esta se encuentra relacionada con la otra conducta atribuida al recurrente: recibir. Así, la Sala Superior en el último párrafo del literal a) del numeral 7.2 del ítem “Sétimo. Análisis del Caso Concreto” (sic), luego de describir lo señalado por el Juzgado Penal Colegiado, concluyó sobre las conductas “promueve, favorece o facilita”; sin embargo, la argumentación utilizada por el aludido Juzgado tiene relación con la conducta “recibir”; esto es, la Sala se pronunció sobre conductas que, incluso, no fueron atribuidas al recurrente. Por tanto, la ilogicidad de la motivación resulta del propio tenor de la sentencia de vista. La reseña que precedió a la conclusión es distinta a lo que la Sala Superior afirma. En tal virtud, al dictarse sentencia de vista se incurrió en los vitiums in iure denunciados por el encausado.

FUNDAMENTO RELEVANTE

PRIMERO. – ITINERARIO DEL PROCESO EN ETAPA INTERMEDIA

1.1. El representante de la Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Trata de Personas de Puno, mediante requerimiento acusatorio (foja 1), formuló acusación contra Bertha Colquehuanca Ccama y el recurrente Gustavo Miguel Miranda Yucasi, como coautores del delito contra la libertad personal-trata de personas en la modalidad agravada, a quien se le imputó lo previsto en los numerales 11 y 22 del artículo 153 del Código Penal, concordado con el numeral 63 del primer párrafo del artículo 153-A del citado código sustantivo y el numeral 24 del segundo párrafo del mismo artículo.

1.2. La audiencia de control de acusación se efectuó el diecinueve de junio de dos mil dieciocho, conforme se desprende del acta concernida (foja 21). Culminados los debates, se dictó auto de enjuiciamiento, se admitieron los medios de prueba ofrecidos por las partes procesales y se ordenó remitir los autos al Juzgado Penal Colegiado para el juzgamiento respectivo. (…).

Descarga la jurisprudencia completa aquí