DELITO CONTRA LA VIDA, CUERPO Y LA SALUD, EN LA MODALIDAD DE FEMINICIDIO CONSUMADO [RECURSO DE NULIDAD N.° 531-2021-LIMA]

SUMILLA: La sentencia impugnada habría sido emitida cuando el imputado padecía las consecuencias neurológicas de las lesiones por arma de fuego que se infirió en la cabeza. Es decir, no se tiene certeza si al momento de los hechos padecía de una anomalía psíquica, alteración de la conciencia o de percepción u otros estados patológicos que hayan afectado gravemente su concepto de la realidad y si luego de los mismos el recurrente se encontraba o no imposibilitado de ser interrogado y de comprender en su integridad la decisión dictada en su contra. Entonces, con la finalidad de verificar el primer reclamo del impugnante y el segundo respecto a la real restricción de la capacidad procesal para actuar en juicio del imputado; resulta necesario e inexorable que se ordene la evaluación del imputado por parte de los peritos del Instituto de Medicina Legal, a fin de que formulen una pericia neurológica y una psiquiátrica. Esta última deberá determinar dos aspectos: i) Si en función a sus antecedentes el recurrente era inimputable a la fecha de los hechos; y, ii) Si en la actualidad su condición psiquiátrica impide o no que participe del juzgamiento. Para la elaboración de ambas pericias deberán proporcionarse a los especialistas copias certificadas de las evaluaciones médicas, psicológicas y psiquiátricas que obran en autos. Finalmente, de ser el caso, el imputado deberá ser sometido a una junta médica para determinar si se encuentra en condiciones de participar en el proceso. En ese sentido, se advierte que la Sala Superior, pese a las recomendaciones efectuadas en los certificados médicos legales y la pericia psicológica, no se cercioró que el imputado contara con capacidad procesal para ser sometido al juicio oral, por lo tanto, ha incurrido en la causal de nulidad prescrita en el numeral 1, del artículo 298, del Código de Procedimientos Penales, que establece que se declara la nulidad: “1. Cuando en la sustanciación de la instrucción, o en la del proceso de juzgamiento, se hubiera incurrido en graves irregularidades u omisión de trámites o garantías establecidas por la Ley Procesal Penal”. Por lo tanto, es necesario rescindir la sentencia materia de grado, a fin de que el imputado sea evaluado por los especialistas correspondientes y de ser el caso, sea sometido al juzgamiento. Estas pericias deberán llevarse a cabo a la brevedad posible, teniendo en consideración la gravedad del delito materia de imputación, así como también la responsabilidad que el Estado peruano ha asumido internacionalmente ante este tipo de ilícitos penales.

FUNDAMENTO RELEVANTE: I. IMPUTACIÓN FISCAL

1. Según la acusación, se imputa a César Adolfo Canales López, haberle quitado la vida a su expareja sentimental Cecilia Pamela Costa Paredes, por su condición de tal, en mérito al siguiente hecho:

El imputado César Adolfo Canales López, quien portaba un arma de fuego, venía ejerciendo actos de control en su quehacer diario, sobre su expareja sentimental Cecilia Pamela Costa Paredes, la vigilaba, seguía, esperaba y realizaba actos para presionarla psicológicamente, generando miedo en la misma con el propósito de tenerla bajo su dominio, pues no aceptaba el fin de su relación sentimental. En este contexto de acoso sexual contra la víctima, el 28 de julio de 2019, aproximadamente a las 21:00 horas, cuando la agraviada, después de haber asistido a una reunión familiar, retornó a su domicilio sito en pasaje Jesús María N.° 175, en el distrito de Jesús María. En esos momentos, el padre de sus hijos Julio César Chang Vargas, le indicó que su ex enamorado César Adolfo Canales López, estaba estacionado en la puerta de ingreso de su domicilio, al interior de una camioneta marca KlA, color blanco, modelo Sportage, placa Cl6-422 y que quería hablar con ella. Ante ello, la agraviada salió del inmueble e inició una discusión con el imputado en el interior de dicho vehículo. Este se negaba o aceptar la ruptura de la relación sentimental que habían mantenido aproximadamente por cuatro meses, por lo que, de manera constante la venía acosando, persiguiendo y vigilando, estacionando en reiteradas oportunidades su vehículo al frente de la vivienda de la agraviada. En medio de la discusión, esta última bajó del vehículo, pero fue interceptada por el imputado, quien también bajó del auto, para seguidamente cogerla del cuello y provisto de un arma de fuego de su propiedad, marca Tanfoglio, calibre 380 ACP, serie AA19051, le disparó en la frente. La víctima cayó al suelo e inmediatamente después, el imputado se disparó a la altura de la cabeza con la misma arma, quedando ambos tendidos en el pavimento; todo ello fue observado por los testigos directos Carmen Soledad Ramírez Salazar y Carlos Alberto Costa Salvador. Momentos después, al presentar el imputado signos vitales, fue trasladado al hospital Santa Rosa del distrito de Pueblo Libre. (…)

Descarga aquí el recurso de nulidad completo

Sin-titulo-5-5