DELITO DE LAVADO DE ACTIVOS AGRAVADO, EN LA MODALIDAD DE CONVERSIÓN Y TRASFERENCIA, EN AGRAVIO DEL ESTADO [RECURSO DE NULIDAD N.° 62-2018/CORTE SUPREMA]

SUMILLA:  

El inciso 1 del artículo 78 del Código Penal establece que la acción penal y la pena se extinguen con la muerte. La responsabilidad penal y la consecuente pena son personales. En el presente caso, acreditada la muerte de la acusada, no es posible proseguir con su persecución penal.

FUNDAMENTO RELEVANTE

PRIMERO. – La defensa invocó la aplicación supletoria del artículo 176 del Código Procesal Civil y solicitó la nulidad de la ejecutoria suprema del veinte de febrero de dos mil diecinueve. Argumentó que no hubo pronunciamiento sobre la situación de fallecimiento de su patrocinada, que se suscitó el veintidós de enero de dos mil dieciocho y fue puesta en conocimiento del Tribunal Supremo mediante el escrito del once de junio del citado año.

SEGUNDO. – El recurso de nulidad, por su propia naturaleza y jerarquía, es definitivo e inmodificable. No obstante, excluida in limine toda alegación que pretenda una nueva valoración de la cuestión jurídica decidida, es posible cuestionar indirectamente el fallo invocando, de un lado, vicios de procedimiento en la tramitación del recurso en la propia Sala Penal y, de otro pero muy restrictivamente, vicios por defecto de la propia sentencia de mérito, y solo cuando se vulnere el principio de congruencia entre la pretensión impugnatoria y la absolución del grado o la sentencia proferida (Recurso de Nulidad número 798-2005/Ica, del veintidós de agosto de dos mil cinco). (…).

Descarga la jurisprudencia completa aquí