DELITO DE ROBO CON AGRAVANTES [RECURSO DE CASACIÓN N° 1076-2019-LAMBAYEQUE]

RESPONSABILIDAD RESTRINGIDA

SUMILLA: 1. Este Tribunal Supremo ya fijó doctrina jurisprudencial sobre los alcances del artículo 22 del Código Penal, en lo específico respecto de las excepciones que contiene en orden a la pena en determinados delitos, entre ellos el de robo con agravantes. No constan motivos para variar esta doctrina. Es de aplicación, por consiguiente, el Acuerdo Plenario 4-2016/CIJ. 2. La imputabilidad es un elemento de la categoría culpabilidad. Las referencias al hecho cometido contenidas en la Ley 30076 dicen de la antijuridicidad, se fincan en el aspecto objetivo del delito, por lo que no es de recibo introducir diferencias entre las personas de una edad determinada entre más de dieciocho y menos de veintiún años por la comisión de un delito, cualquiera que fuera. Una cosa es el comportamiento antijurídico y otra es el déficit de fidelidad al Derecho la vulneración del principio-derecho de igualdad ante la ley (artículo 2, numeral, 2, de la Constitución) es patente. Este déficit, si bien no está excluido, está disminuido en los denominados “jóvenes adultos” al presumirse iure et de iure, no sin bases relativas en los aportes de la ciencia, que aún no han alcanzado la madurez necesaria para comportarse de acuerdo con su comprensión del Derecho no han llegado a un estado completo de desarrollo; sus vivencias culturales, su mundo, se rigen por una racionalidad que parcialmente coincide con la hegemónica.

FUNDAMENTO RELEVANTE: PRIMERO. – Que las sentencias de mérito declararon probado que el día dieciocho de septiembre de dos mil dieciséis, como a las ocho horas con cuarenta y cinco minutos, cuando el agraviado Richard Henry Santisteban Acosta quien es una persona discapacitada, después de haber culminado su jornada laboral regresaba del mercado del distrito de Túcume – Lambayeque a su hogar, que se hallaba a la altura del grifo “Las Pirámides”, lo abordó el acusado KEVIN JERSON CAJUSOL BANCES, le colocó un cuchillo en elabdomen se trató de un cuchillo metálico de marca “Venecia Stawless” con mango de plástico color negro y amenazándolo de muerte por la espalda, tras mentarle la madre, le sustrajo cinco soles que guardaba en su bolsillo. Dicho encausado al notar la presencia policial se dio a la fuga, pero el personal policial luego de unos quince minutos personal policial logró arrestarlo. Así consta de la propia declaración del agraviado Richard Henry Santisteban Acosta, del examen practicado a la perito psicóloga Sandra Melisa Ferrari Camus, respecto a la pericia psicológica 000396-2017-PSC, y del acta de intervención policial.

SEGUNDO. – Que el procedimiento penal se desarrolló como a continuación se detalla: 1. La Fiscalía, por requerimiento de fojas una, acusó a KEVIN JERSON CAJUSOL BANCES como autor del delito de robo con agravantes. Solicitó se leimponga doce años de pena privativa de libertad sin incluir en su cálculoalguna reducción por responsabilidad restringida, pese a que indicó que laedad del acusado era de veinte años. Asimismo, pidió mil soles por conceptode reparación civil. 2. Realizada la audiencia de control de acusación, como consta del acta defojas siete, de veinticinco de julio de dos mil dieciocho, el Juez de laInvestigación Preparatoria dictó auto de enjuiciamiento de fojas nueve, deveinticinco de julio de dos mil dieciocho, contra KEVIN JERSON CAJUSOL BANCES, nacido el ocho de enero de mil novecientos noventa y seis. 3. Culminado el plenario judicial, mediante sentencia de primera instancia defojas treinta y uno, de veinticinco de febrero de dos mil diecinueve, secondenó al encausado CAJUSOL BANCES como autor del delito de robo conagravantes en agravio de Richard Henry Santisteban Acosta a doce años depena privativa de libertad y al pago de quinientos soles por concepto dereparación civil. En lo pertinente consideró lo siguiente: que se configuró eldelito de robo con agravantes consumado, con las agravantes de los incisos 2,3 y 7, del artículo 189, del Código Penal en adelante, CP, al haber existidola posibilidad de ejercer acto de dominio sobre el bien despojado al agraviado,quien es una persona con discapacidad conforme a la pericia psicológica000396; que la pretensión punitiva del Ministerio Público es proporcional yrazonable pues el encausado CAJUSOL BANCES no cuenta con antecedentespenales, por lo que la pena a imponerse será de doce años dentro del tercioinferior, atendiendo además a las tres agravantes que han quedado claramenteacreditadas. 4. Contra esta sentencia el imputado interpuso recurso de apelación por escrito defojas cincuenta y cuatro, de siete de marzo de dos mil diecinueve. Alegóinocencia y que, cuando sucedieron los hechos, tenía dieciocho años de edad,aunque no hizo precisión de su responsabilidad restringida. 5. El Tribunal Superior, agotado el procedimiento impugnatorio, profirió lasentencia de vista de fojas setenta y cuatro, de cuatro de junio de dos mildiecinueve, que confirmó la sentencia condenatoria de primera instancia. No agregó nada significativo en orden a los hechos y a la edad del imputado, yratificó el integro de la sentencia apelada. 6. Contra la sentencia de vista el encausado CAJUSOL BANCES interpusorecurso de casación. El recurso corre en el escrito de fojas ochenta y cinco, detrece de junio de dos mil diecinueve. (…)

Descarga aquí la casación completa

CAS-1076-2019-LAMBAYEQUE.pdf-iuridicas