DELITO DE VIOLACIÓN DE LA LIBERTAD SEXUAL, EN AGRAVIO DE LA MENOR IDENTIFICADA CON LAS INICIALES K. I. S. C. [RECURSO DE NULIDAD N.° 445-2020/AREQUIPA]

SUMILLA: VIOLACIÓN DE LA LIBERTAD SEXUAL, PRUEBA DE OFICIO, PRINCIPIO DE ESCLARECIMIENTO, MOTIVACIÓN JUDICIAL Y NUEVA AUDIENCIA DE APELACIÓN.

  1. El artículo 385, numeral 2, del Código Procesal Penal es literosuficiente en cuanto a su contenido y, como tal, autoriza al juez a admitir nuevos medios de prueba para su actuación en el juicio oral, de oficio o a pedido de parte, siempre que resulten útiles y pertinentes para dilucidar el objeto procesal. El uso de la prueba de oficio es excepcional, no afecta la imparcialidad judicial no debe confundirse con absoluta pasividad de la judicatura y tiene como propósito, exclusivo, disponer de la mejor información posible y coadyuvar a la averiguación de la verdad, como fin institucional del proceso penal, lo cual se relaciona intrínsecamente con el principio de esclarecimiento, cuyo destinatario, sin duda, es el órgano judicial que pueda indagar el hecho de oficio, sin afectar el derecho de prueba de las partes procesales intervinientes. Como se trata de un delito de connotación sexual, no existe controversia sobre la relevancia epistémica de la testifical del profesional que expidió el Certificado Médico-Legal número 002018-IS, del diecinueve de octubre de dos mil quince, y del documento titulado “acuerdo reparatorio”. Se enfatiza que su actuación es compatible con el deber de esclarecimiento al que se encuentran vinculados los jueces penales; así también, su incorporación al debate de primera instancia permitió ejercer inmediación y contradicción procesal. Entonces, su rechazo como material probatorio por parte del Tribunal de Apelación no se ajusta al principio de legalidad procesal. (…)

FUNDAMENTO RELEVANTE:

  1. DEL PROCEDIMIENTO EN PRIMERA Y SEGUNDA INSTANCIA

PRIMERO. – Los autos, del tres de octubre de dos mil diecisiete y seis denoviembre de dos mil dieciocho (fojas 17 y 19), dieron lugar al juicio oralseguido contra JUAN RONALDO PORTUGAL COAQUIRA por el delito deviolación de la libertad sexual, en agravio de la menor identificadacon las iniciales K. I. S. C.Se calificaron los hechos delictivos en el artículo 170, segundo párrafo,numeral 6, del Código Penal.

SEGUNDO. – Se realizó el juzgamiento, según las actas correspondientes(fojas 20, 22, 24, 25, 27 y 44).Después, mediante la sentencia de primera instancia, del seis defebrero de dos mil diecinueve (foja 52), se condenó a JUAN RONALDO PORTUGAL COAQUIRA como autor del delito de violación de la libertadsexual, en agravio de la menor identificada con las iniciales K. I. S. C.,se le impuso doce años, cinco meses y cuatro días de pena privativade libertad, y se fijó como reparación civil la suma de S/ 4000 (cuatro milsoles), que deberá abonar a favor de la agraviada.En esta fase procesal, se declaró probado lo siguiente:

2.1. En diciembre de dos mil trece, JUAN RONALDO PORTUGAL COAQUIRA y la menor de iniciales K. I. S. C. (quince años) iniciaron una relación de enamorados. El primero era celoso, impulsivo y agresivo, por ello, luego de seis meses, la última terminó el vínculo sentimental. (…)

Descarga aquí el recurso de nulidad completo      

2020014925001217_0_223346