SE DECLARAN FUNDADOS LOS RECURSOS DE CASACIÓN INTERPUESTOS POR EL PROCURADOR PÚBLICO ADJUNTO A CARGO DE LOS ASUNTOS JUDICIALES DEL MINISTERIO DE ECONOMÍA Y FINANZAS

SUMILLA:  

En atención a lo cuestionado por los recurrentes, respecto de si la presentación de una declaración jurada rectificatoria por los pagos a cuenta de determinados periodos no implica el incumplimiento de tales obligaciones, en tanto hayan sido declaradas y canceladas oportunamente, para efectos del acogimiento al beneficio previsto en el artículo 4 de la Ley N.° 27360; debe señalarse que, conforme al numeral 88.1 del artículo 88 del Código Tributario, la presentación de una declaración jurada tributaria requiere que su contenido sustancial sea una fiel representación de los hechos gravables, y la rectificación de ello con posterioridad evidencia la imprecisión de la referida consignación y, además, implica que el pago en su momento efectuado no significa la ejecución integral de la prestación, en concordancia con el artículo 1220 del Código Civil, aplicable supletoriamente. Por lo tanto, en el escenario descrito, se configura un incumplimiento que origina la pérdida del beneficio del régimen de promoción agraria, en razón de lo señalado en el artículo 6 de la Ley N.° 27360 y el artículo 4 del Reglamento de la ley en cuestión.

FUNDAMENTO RELEVANTE:

Son de conocimiento de esta Sala Suprema los recursos de casación interpuestos por el Procurador Público Adjunto a cargo de los Asuntos Judiciales del Ministerio de Economía y Finanzas, en representación del Tribunal Fiscal, mediante escrito del treinta de abril de dos mil diecinueve (foja cuatrocientos cincuenta y siete del cuaderno principal); y por el Procurador Público de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT), mediante escrito del nueve de mayo de dos mil diecinueve (foja cuatrocientos setenta y ocho del cuaderno principal), contra la sentencia de vista emitida por la Sétima Sala Especializada en lo Contencioso Administrativo con Subespecialidad Tributaria y Aduanera en adelante, Sala Superior, del uno de abril de dos mil diecinueve (foja cuatrocientos treinta y uno del cuaderno principal), que revocó en parte la sentencia emitida mediante resolución número veintiocho, del cuatro de octubre de dos mil dieciocho, que declaró infundada la demanda, y, reformándola, la declaró fundada en parte y en consecuencia nulas la Resolución del Tribunal Fiscal N.° 11617-10-2016, la Resolución de Intendencia N.° 015 0140009671, las Resoluciones de Determinación N.° 012-003-0023242 y N.° 012-003-0023250 a N.° 012-003-0023253, y la Resolución de Multa N.° 012-002- 0017517, en el extremo de los pagos a cuenta del impuesto a la renta de productores agrarios de los meses de abril y mayo dos mil cinco. […].

Descarga aquí la jurisprudencia completa  

Sin-titulo-8-7